Home / aplicaciones / Ciberdelitos: los delitos informáticos más comunes

Ciberdelitos: los delitos informáticos más comunes

El verano es la temporada alta para los delincuentes. Por un motivo u otro, los delitos aumentan durante el periodo vacacional. Los delitos telemáticos no son una excepción.
¿Sabías que el 95% de los ciberdelitos cometidos quedan impunes? Hoy, más allá de darte consejos sobre ciberseguridad, queremos presentarte algunos de los ciberdelitos más comunes que existen.

 

¿QUÉ SON LOS CIBERDELITOS?

Nos referimos a ciberdelitos cuando se cometen acciones perpetradas por las personas y que se cometen mediante un soporte informático (o telemático), que atentan contra las libertades, bienes o derechos de las personas. Estas actividades han obligado a las autoridades a crear una regulación específica dentro del marco legislativo.

La variedad de ciberdelitos es extensa y no se trata exclusivamente de un ciberdelincuente que busca y accede a datos que le son ajenos. Algunas actividades que entrarían en la definición de ciberdelito son: cyberbulling, grooming, phishing, narcotráfico, pharming y terrorismo virtual.

Debido al alcance internacional de algunos ciberdelitos, se firmó en Budapest el Convenio de Ciberdelincuencia con intención de fomentar la cooperación entre naciones. En este convenio se realizó la siguiente calificación:

✓ Delitos relacionados con el contenido.

✓ Delitos relacionados con infracciones de la propiedad intelectual y de los derechos afines.

 

ciberdelitos

 

¿CUÁLES SON LOS CIBERDELITOS MÁS COMUNES?

Cyberbulling.
O ciberacoso es el uso de los medios telemáticos para ejercer el acoso psicológico entre iguales. No se trata aquí el acoso de índole estrictamente sexual.

Estamos ante un caso de cyberbulling cuando un menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro mediante internet, teléfono móvil, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.
Según el Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por los menores, publicado por INTECO en marzo de 2009, el cyberbulling se define como acoso entre iguales en el entorno TIC, e incluye actuaciones de chantaje, vejaciones e insultos de niños a otros niños.

Revenge Porn.
Este delito está estrechamente ligado al sexting, una mala práctica muy extendida entre menores de edad. El Revenge Porn (o porno vengativo) es el contenido sexual explícito que se publica en internet sin el consentimiento del individuo que aparece representado. Mucho de este material es producido por la propia víctima y enviado al infractor a través de canales como Whatsapp.

La pornografía vengativa, al someter a la víctima en una situación de exposición no consentida de su sexualidad, se considera como violencia sexual, aunque no sea física, sino psicológica.

Grooming.
Se trata de una serie de conductas y acciones emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la confianza de un menor de edad, creando una conexión emocional con el fin de disminuir las inhibiciones del menor y poder abusar sexualmente de él.

En algunos casos se puede buscar la introducción del menor a la prostitución infantil o a la producción de material pornográfico.

Pharming.
Es la explotación de una vulnerabilidad en el software de los servidores DNS (o en el de los equipos del propio usuario) que permite al atacante redirigir un nombre de dominio a otra computadora distinta. De esta forma, un usuario que introduzca un determinado nombre de dominio que haya sido redirigido, accederá en su explorador de internet a la página web que el atacante haya especificado para el nombre de este dominio.

Phishing.
O suplantación de identidad es el modelo de abuso informático que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta. El ciberdelincuente, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica.

 

 

Por otra parte, seguramente conocerás casos o habrás oído hablar de otros ciberdelitos cometidos en internet como, por ejemplo, la captación de yihadistas del ISIS mediante las redes sociales. Tal vez, incluso, hayas vivido una escena digna de una novela en el que fuiste víctima de un “cibercaco”. En Nicestream te invitamos a compartir tu información y/o experiencia con la ciberdelincuencia en los comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *