Home / Blog / Call to Action: Qué es y cómo usarla

Call to Action: Qué es y cómo usarla

Tengo una pregunta para ti: ¿dirías que los visitantes a tu web siguen los pasos que tú quisieras que realizaran?
Si la respuesta es negativa, tal vez sigas buscando la fórmula para conseguir que (¡por fin!) tus visitas hagan lo que tú quieras. Y es que esa decisión no es cuestión de azar: tú eres el encargado de marcarles el camino que deben seguir. Uno de los elementos para lograr ese objetivo es la Call to Action (CTA).

 

Y es que puedes dominar muy bien las técnicas de storytelling, copywriting o content writing, pero si tu texto carece de una CTA corres el riesgo que el lector no haga aquello que tú pretendías inicialmente.

 

¿Qué es la Call to Action?

 

Tal como su traducción indica, se trata de una Llamada a la Acción. Puede tratarse de un botón o enlace con un mensaje o, simplemente, se trata de un texto que indique al usuario qué acción debe realizar.

 

No se trata de ningún invento de última generación: se han usado las Call to Action desde hace muchos años. Seguramente te sonará aquel “Llame ahora al…” de la Teletienda o el “Reserve ya su plaza” de los cursos a distancia.

Esos son, solamente, un par de ejemplos de los cientos de Call to Action que nos hemos encontrado a lo largo de nuestras vidas.

 

Una Call to Action es el GPS que convencerá al usuario para realizar la acción simple que nosotros queramos: ir a la tienda, llamar, reservar, rellenar un formulario, suscribirse al newsletter, etc.

 

¿Cuál es la efectividad de una Llamada a la Acción?

 

No todas las Llamadas a la Acción resultan igual de efectivas. Una CTA demasiado vista o genérica puede que haya perdido efectividad. Nos acostumbramos a leer las mismas muletillas una y otra vez hasta que, un buen día, dejan de resultarnos convincentes.

 

Qué opinas cuando un spot termina con un “¿Te lo vas a perder?”. O incluso con un “¡No te lo pierdas!”.

Sí, seguramente tienes ganas de “perdértelo”. Esa CTA ha sido tan usada que, básicamente, ha dejado de ser una llamada a la acción. Solamente debes hacer una búsqueda en Twitter con “no te lo pierdas” para descubrir la cantidad de gente que utiliza (seguramente con poco éxito) esa muletilla en lugar de optar por otros CTA menos usados como “Aprovecha la oferta”, “Reserva tu entrada” o “Apúntate aquí”.

 

¿Cómo puedo crear mi propia CTA?

 

Lo primero, antes que nada, debes conocer a tu audiencia. Una vez la tengas ubicada, realízate estas tres preguntas:

 

¿Cuál es mi propósito?

¿Qué puedo ofrecerles?

¿Por qué lo necesitan?

 

Respondiendo a estas preguntas identificarás los problemas que tiene tu audiencia y en qué medida podemos ayudarles a resolverlos.

 

La CTA debe encontrarse en un lugar visible. Existen algunos mapas de calor que indican los lugares de la web en los que el usuario clava su mirada. Una vez hayas escogido su colocación, asegúrate de utilizar un color que destaque y juega con el tamaño. Si no lo haces bien, puede que pierdas ese click para siempre.

 

Nicestream-call-to-action-mapa-calor

 

Por último, pero no por ello menos importante, limita el tiempo de la Llamada a la Acción. No es lo mismo “Llama ahora” que “Llama cuando te venga bien”. Si puedes, incluso, acentúa la exclusividad: destacar la poca cantidad de plazas puede ayudarte en la efectividad de tu CTA.

 

Ahora que por fin sabes qué es una Call to Action y cómo utilizarla, te invito a compartir este post con tus amigos en redes sociales.

¡Empieza a Llamar a la Acción!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *