Home / Blog / #trashtag, el primer reto viral que puede cambiar el mundo

#trashtag, el primer reto viral que puede cambiar el mundo

A lo largo de los últimos años, los denominados challenge o retos virales de internet se han viralizado sobremanera.

Desde que en 2012, el Ice Bucket Challenge desató esta afición desmedida por superar pruebas compartiéndolas en las redes (la mayoría de las veces sin otro objetivo que la diversión absurda), todo han sido retos. Sin embargo, el activismo ciudadano también ha encontrado en el poder del hashtag una vía de denuncia social.

El ejemplo más reciente lo encontramos en el #10yearschallenge, que no solo llenó los perfiles de fotos de los usuarios, sino que algunos aprovecharon para alertar de los efectos del cambio climático mostrando imágenes del mal estado de los glaciares en el Ártico. Un antecedente que ha servido de inspiración para el último reto de éxito: el trashtag challenge, iniciado el pasado 5 de marzo y que ya ha llegado a los lugares más recónditos del mundo.

Al parecer, el reto lo puso en marcha Byron Román desde su perfil de Facebook. Román es el director educativo del centro VAREP en Phoenix, Estados Unidos. Una semana después ya podría considerarse uno de los fenómenos virales, como mínimo, deeste pasado mes.

 

El #trashtag es un desafío que invita a los usuarios a limpiar un espacio público como un parque, una playa o una zona en la montaña que esté lleno de residuos. Las personas participantes deben sacar una foto antes de limpiar el espacio, limpiarlo y recoger la basura en bolsas de plástico y luego sacar otra foto con el espacio, ahora sí, limpio. El reto termina cuando los usuarios publican las dos imágenes con el hashtag y los usuarios de las redes pueden comparar el estado original del espacio con el resultado de la limpieza.

Una de las particularidades de este reto, y una de sus claves para el éxito, es la reivindicación a la sostenibilidad y la cura del medio ambiente.

Usuarios de todas partes del mundo ya han compartido sus imágenes en Instagram, Twitter y Facebook. Se han creado páginas de recopilaciones de imágenes del reto, y algunas de ellas muestran verdaderos retos.

Movilizar voluntariamente a la sociedad para limpiar los residuos de zonas públicas afectadas parece de todo menos fácil. Sin embargo, esta vez ha sido posible gracias a las redes.

“Lo hicimos para que la gente vea que el cambio empieza por uno; y que se pueden sumar, ya sea en familia, pareja o con amigos”. Son las palabras de uno de los participantes del Trashtag challenge.

 

Aunque se ha popularizado en las últimas semanas raíz de la publicación de Byron Román, se dice que el Trashtag challenge se originó en el 2016 en India. El desafío se hizo conocido tras la difusión de las fotografías de una playa de Bombay que fue limpiada por varios voluntarios. En esa ocasión, lograron recoger casi 2 millones de kilos de desechos. Esta acción fue reconocida incluso por la Organización Naciones Unidas.

En países como España, el reto ha sido apoyado por ‘influencers’ y por organizaciones internacionales como Greenpeace, que incluyó imágenes de esta práctica en su campaña #MalditoPlástico.

Según la agencia de medio ambiente de la ONU, se estima que en el mundo se producen entre siete mil y diez mil millones de residuos al año. Sin embargo, no todos ellos se gestionan de la manera adecuada y muchos acaban en nuestros mares, océanos y espacios naturales, conviviendo con nosotros y con otros seres vivos.

Cada vez son más las personas y comunidades concienciadas con los problemas medioambientales y este nuevo challenge quiere extender «la ola verde» a todo el planeta.

 

La otra cara de la moneda de este reto es que muchos usuarios se unen al reto solamente por publicar sus imágenes en las redes,  ¿Crees que tendría tanto éxito si no se publicara en las redes?

¿Crees que haríamos del nuestro un mundo mejor solo por el postureo en redes?

iiim

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *