Home / Blog / Privacy Shield y los negocios norteamericanos

Privacy Shield y los negocios norteamericanos

 

 

Hace pocas semanas escribíamos sobre la ruptura del acuerdo entre EEUU y Europa que hacía referencia a la protección de datos personales o Safe Harbor. Sin embargo, fue una noticia que rápidamente quedó obsoleta para todos los que lo hicimos porque ya tenemos fumata blanca para un nuevo pacto: Privacy Shield.

 

¿En qué consiste el Privacy Shield?

Básicamente es un nuevo espacio comercial (que no legal, aún) reglado por el cual se permite el alojamiento de bases de datos personales europeas en servidores norteamericanos.

Si Safe Harbor se canceló por la falta de confianza en preservar la confidencialidad de los datos de las personas, con Privacy Shield aparece un compromiso por parte de las empresas estadounidenses para mejorar sus sistemas de privacidad y seguridad. Resalta en este acuerdo la restricción que se dará a las Agencias de Inteligencia y al Gobierno de EEUU para acceder a los datos personales que las empresas europeas tengan depositados en los servidores del país. El diario 20 minutos nos hace un breve y claro resumen del alcance de este nuevo marco de cooperación. Si son o no capaces de cumplirlo o no, es algo que veremos con el tiempo.

 

 

 

Nicestream_Privacity_Shield_2

 

 

¿Qué implicaciones tiene el Privacy Shield?

Desde el punto de vista de una Agencia o un Freelance dedicados al Marketing Digital significa que podrás volver a utilizar MailChimp como herramienta para tus campañas de mail marketing.

Como navegante en la red, este acuerdo debería transmitirte la tranquilidad y confianza de que tus datos personales están a buen recaudo en los servidores-cajas-fuertes norteamericanos.

Desde un punto de vista económico no sorprende este nuevo convenio entre ambos continentes, ya que el negocio de las grandes empresas que basan su modelo en Internet resultaba muy tocado tras la supresión de Safe Harbor. Facebook, Microsoft o Google son algunas de las que más gravemente estarían aceptadas si no se logra una resolución entre Europa y EEUU. Las transacciones económicas que se realizan a diario son demasiadas como para eliminar estos negocios.

Pero, veamos que la parte positiva de los intereses económicos de las macrocompañías nos afecta positivamente.

¿Te imaginas dejar de utilizar Dropbox o no poder comprar nunca más en Amazon? Era obligado encontrar un acuerdo, un pacto para preservarnos. Y se ha logrado, quizá mejorado. Por primera vez las empresas de EEUU se comprometerán por escrito a proteger los datos personales de los usuarios extranjeros. Y con esto ganamos todos, ya que, contractualmente estaremos resguardados.

 

No obstante, aún debemos esperar 3 meses para que el Privacy Shield se formalice. Este es el tiempo que se han marcado ambas partes para redactar el documento legal que, además, deberá ser negociado por cada estado miembro de la Unión Europea.

 

¿Te sientes más seguro con Privacy Shield que con Safe Harbor?

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *